//]]>
Facebook Twitter Google + RSS

  Últimos artículos

viernes, 10 de julio de 2015

Sumome para Blogger y Wordpress


Lo primero que tenemos que hacer al crear un blog es crear una cuenta de Google. En el caso de que ya la tengamos tendremos que ir a la aplicación Blogger que se encuentra en la parte superior derecha de la pantalla al lado de nuestro nombre y buscar el icono de Blogger.

Una vez dentro de Blogger hacemos clic encima del botón "Nuevo Blog" que se encuentra en la parte izquierda:

Una vez que hacemos clic encima del botón de Nuevo blog tenemos que rellenar los siguientes campos:

  • Título: será el ´titulo que queremos darle a nuestro blog. Por ejemplo: "Blog de cocina de Pablo"
  • Dirección: es el dominio desde el cual las personas pueden visitar nuestro blog. Tenemos que buscar el nombre de un dominio que esté disponible, es decir, que nadie lo haya seleccionado previamente. Por ejemplo: "blogdecocinadepablo" El texto que introduzcamos siempre irá seguido por el nombre genérico del dominio de Blogger, por lo que la dirección completa sería: blogdecocinadepablo.blogspot.com
  • Plantilla: podemos seleccionar una plantilla sencilla y, más tarde, podemos previsualizar cómo quedaría nuestro contenido con los distintos formatos que plantea Blogger.



Toda esta información que introducimos podremos modificarla en cualquier momento en el apartado de configuración y diseño de la plantilla.

Quizás lo más complejo de Blogger sea el apartado de agregar módulos en html o agregar widgets de programas externos como es el caso de Sumome.

Para instalar el programa Sumome entramos en la web y le damos al botón "Try it now". Nos pedirá un correo electrónico y nos proporcionará un código html que tendremos que introducir debajo de la etiqueta "Head" que encontramos dentro del apartado plantilla en el botón "editar en html". Podemos copiar el texto pulsando a la vez las teclas de teclado CONTROL+C y pegar lo mismo pulsando CONTROL+V en el lugar donde queramos que esté.


Una vez que tenemos esto instalado nos aparecerá un botón azul oculto en la parte derecha superior. Si pulsamos encima se desplegará y podremos ver el dibujo de una corona con fondo azul. Si pulsamos encima se nos abrirá un menú similar al siguiente, que será la página de inicio de Sumome:


Para instalar cualquier aplicación de Sumome como las que yo tengo es relativamente sencillo. Basta con pulsar encima de Sumo Store, que es la tienda de la aplicación, y buscar aquellos widgets en los que estamos interesados. En mi caso tengo instalados los mapas de calor, un banner superior estático en la parte superior, una caja que aparece con un mensaje de suscripción y una barra desde la que los usuarios pueden compartir cualquier contenido en sus redes sociales.

El proceso de instalación es idéntico para todos los casos con indepencia de la aplicación de Sumome que se trate. Una vez que pulsamos encima de Sumo Store nos aparece un menú como el siguiente:



Como podréis ver a mí ya me indica las aplicaciones que tengo instaladas. Para instalar cualquier aplicación de Sumome hacemos clic encima de la cual estemos interesados y nos aparecerá una pantalla como la siguiente:


Haciendo clic encima del botón "Free" (en el caso de que sea gratuita) habremos instalado la aplicación de Sumome correspondiente. Nos aparecerá un mensaje de que la aplicación ya está instalada y el botón "Free" cambiará y se llamará "Open". Desde aquí podremos abrirla y acceder a ella directamente. También, a partir de este momento, se encontrará como una aplicación más dentro del cuadro principal que aparecía cuando hacíamos clic encima de la corona.

Cada aplicación de Sumome instalada tendrá un menú con diferentes opciones, unas gratuitas y otras de pago. 

En el caso de la aplicación Share nos aparecerá un menú con diferentes opciones:

  • Clicks: las veces que alguien ha compartido alguna publicación desde este panel
  • Setting: la opción más relevante es la de incluir unas u otras redes sociales seleccionándolas desde la parte izquierda a la derecha
  • Layout: podemos escoger la partes o las partes donde queremos que se muestre esta barra de Sumome


El resto de las funciones que aparecen son de pago. Una vez realizados los cambios tenemos que darle al botón "Save" que aparece en verde en la parte superior derecha.

En el caso de la aplicación "Smart Bar" nos aparecerá un menú con las siguientes opciones:


  • Emails: las direcciones de e-mail que se han registrado que podemos descargar en un fichero compatible con Excel
  • Design: el diseño de la barra. Podemos cambiar la plantilla, el objetivo de la barra (captar emails, un botón de llamada a la acción y que redirija a donde nosotros queramos, un botón de seguir en Twitter o un botón de Me Gusta para Facebook), la fuente, los colores y los textos que queremos que aparezcan. Por defecto nos aparecerán todos en inglés.
  • Behavior: el comportamiento de la barra. Aquí es donde configuramos cuándo queremos que se muestre la barra (podemos dejarla fija para que siempre aparezca o que se muestre cada un cierto periodo de tiempo a un usuario que nos visite), en lugar donde queremos que aparezca y si queremos que redirija hacia alguna página una vez que el visitante haya completado el objetivo.
  • Display rules: las páginas o lugares dentro de nuestro blog en los cuales queremos que se muestre la barra. Por ejemplo, podemos decirle que sólo queremos que se muestre cuando un visitante se encuentre en la página principal



En el caso de la aplicación "Scroll Box" tendremos disponibles las siguientes funciones de forma gratuita:


  • Emails: lo mismo que la aplicación anterior
  • Design: desde aquí configuramos los textos, tipografía, colores y mensaje que queremos que se muestre una vez completado el registro o suscripción del usuario a nuestro Blogger.
  • Fields: serían los campos que el suscriptor estaría obligado a rellenar. Por defecto, en la versiñon gratuita, nos deja seleccionar únicamente el correo electrónico
  • Behavior: muy similar a la aplicación anterior. Definimos cuándo y cómo debe aparecer, con qué frecuencia y si queremos definir una web que el usuario vea una vez completado el registro con éxito.
  • Services: podemos conectar esta aplicación con otras, como por ejemplo Mailchimp, para que almacene las direcciones y cree un registro de envío de mailing posterior. Para ello tendremos que registrarnos o acceder a estos servicios con nuestro usuario y contraseña.
Esto es sólo un ejemplo de todo lo que podemos hacer con la herramienta Sumome para nuestro Blogger o Wordpress.



lunes, 16 de febrero de 2015

¿Qué hay detrás del fenómeno de la ropa barata?


Cada semana se inaugura una tienda de ropa barata en España suponiendo más de 300 aperturas en los últimos cuatro años. ¿Es posible producir tan barato en España? ¿Nos engañan con las etiquetas?
Las redes sociales han propiciado la proliferación de una nueva tendencia en el mercado español y en un cambio del comportamiento del consumidor. Si hace años obviábamos logotipos, marcas o artículos de moda cuando éstas no eran de alguna marca conocida, ahora presumimos justo de todo lo contrario.



Debido a la recesión nuestra renta disponible disminuye y nos vemos obligados a ahorrar, por lo que el precio  es más importante que la calidad y preferimos comprar ropa barata. Sin embargo, los datos apuntan a que realizamos un mayor número de compras en artículos de moda, presumiendo y sintiéndonos orgullosos de comprar más a menos precio.

Este cambio de tendencia provoca que las nuevas marcas de ropa low cost busquen ubicaciones estratégicas para darse a conocer en ciudades como Madrid, donde sólo en la Calle Fuencarral en una de cada cuatro tiendas ya se vende ropa barata. Revistas de moda como Stilo ya se hacen eco también de este fenómeno y visten a celebritys con ropa asequible para cualquier bolsillo.

Una de las mayores marcas de ropa barata es el caso Primark, que cuenta con 250 tiendas en Europa, 40 de ellas en España. La base logística española ocupa 40.000 metros cuadrados y suministra ropa a media Europa gracias a más de 180 camiones que salen cada día cargados con 600.000 kg de ropa, cantidad suficiente para vestir al día a medio millón de personas.

Primark basa su estrategia en la atracción por sus bajísimos precios, experimentando en el último año un crecimiento del 26% que se traduce en una facturación superior a los 360 millones de euros.
Para Julián Villanueva, director de marketing de IESE, el “efecto Primark” tiene su éxito en:
  •  Cadena de suministro muy eficiente basada en la compra de materiales muy barata y costes logísticos bajos
  • Costes operativos muy bajos (alquileres bajos, no hacen publicidad, poca estructura central)
  • Gran tamaño de las tiendas con mucho volumen, lo que provoca de los costes por metro cuadrado sean muy bajos.

Otro ejemplo de cadena de ropa barata es el caso Shana, una marca española que lleva sólo cuatro años en funcionamiento y ya factura 110 millones de euros.  Al igual que el caso Primark, esta marca busca locales cada vez más grandes (en torno a los 400-1000 metros cuadrados) para poder colocar entre 30 y 40 nuevas colecciones por temporada. De esta forma satisfacen las necesidades de sus compradores y pueden  rentabilizar el espacio, Como sus márgenes comerciales son muy pequeños es clave abrir continuamente nuevos puntos de venta  para poder aumentar los beneficios y  ya cuentan con 200 tiendas en España, de las 300 que tienen en todo el mundo.

Mulaya es otro de los casos de cadenas de ropa barata. Se constituye en 2003, cuentan con 26 tiendas y la fundadora, al igual que todos sus empleados en tienda, es de origen asiático. La clave de su estrategia es huir de la imagen de tienda china y trabajar, supuestamente, sólo con producto nacional con un precio medio de diez euros.

Estar hecho en España supone que el diseño, producción y distribución tengan lugar íntegramente en España. Sin embargo, según la Comisión Europea, no existe regulación acerca de la procedencia  del país en el etiquetado de la ropa, por lo que es fácil engañar al consumidor e importarla de otros países y poner en la etiqueta que está hecha en nuestro país.

Es el caso de Marruecos, un país con el que no existen aranceles y que tiene una legislación laboral muy diferente  a la de España, con jornadas de trabajo de más de 12 horas, sin contrato de ningún tipo y con sueldos que no sobrepasan los 200 euros al mes por trabajador.

Por culpa de este fenómeno, es cada vez más habitual ver casos irregulares de empresarios en España para ser más competitivos, cometiendo ilegalidades y fraude a la Administración y a la Seguridad Social.

Os planteo tres preguntas:

¿Debe regular el etiquetado de los productos la Comisión Europea?
¿Deben marcarse límites o aranceles a la importación para defender el producto nacional y poder fabricar productos competitivos?
¿Debemos reconvertir la industria textil al no ser tan productiva?

Creo que esta es la conclusión de los desequilibrios entre países desarrollados y subdesarrollados, donde las condiciones laborales y de vida distan mucho. Además, creo que este, como tantos otros problemas, debería corregirse en origen y no en destino. No voy a justificar a los empresarios españoles que cometen fraude o atentan contra los derechos de los trabajadores, pero si estas prácticas no ocurrieran seguramente no tendrían que recurrir a estas artimañas para garantizar su supervivencia. Al igual que ellos, los trabajadores se ven forzados a aceptan estas condiciones para poder dar de comer a sus hijos, ya que es cada vez más difícil obtener un derecho fundamental que todos creíamos logrado en este siglo: un trabajo digno.

Fuente: EquipoDeInvestigación (Atresmedia)


martes, 17 de diciembre de 2013

Consejos para optimizar la búsqueda de habitación en piso compartido

¿Has buscado alguna vez habitación en piso compartido? ¿Cómo es tu habitación y/o piso ideal? 



Cuando buscamos piso en Internet las páginas web nos ofrecen muchos criterios para filtrar y encontrar el piso de nuestros sueños: un piso medianamente espacioso, en el centro de la ciudad o cerca de nuestro trabajo, con línea de autobús o metro no muy lejanos y, a ser posible, baratito. Sin embargo, en una visita no tenemos mucho tiempo para hacernos una idea de las ventajas y desventajas en profundidad. Os planteo la siguiente cuestión, ¿creéis que es una decisión que ha de tomarse con celeridad o debemos consultarlo bien antes con la almohada?

Hay varios factores que influyen tanto en la decisión de ir a ver una habitación y en tomar una u otra determinación. De lo que no somos conscientes es de una realidad: en la mayoría de los casos entramos dentro de un proceso de selección del cual no siempre obtendremos una respuesta. Un chico con el que coincidí viendo un piso me decía, "¿Por qué van a escogerme a mí y no a otro si hemos visto el piso más de 50 personas?" No te ilusiones demasiado, más aun cuando no se trata del propio casero el que al final decide quién entra.

¿Miedo a que nos estafen? A lo largo del post descubriremos los elementos clave que ha de tener una oferta de habitación en alquiler y cómo la persona que ostenta la decisión de alquilar juega con ellos.

- Las fotografías. Si queremos despertar el interés debemos cargar fotografías de alta calidad o, por lo menos, que se vea el producto que vamos a contratar (en este caso una habitación) durante como mínimo un año. En muchas ocasiones no nos encontramos con ninguna, lo que hace que dudemos sobre cómo será o en qué estado se hallará la habitación por mucho que traten de explicarnos por teléfono. En el caso de que tenga fotos estas nos pueden desvelar mucha más información de la que pensamos. Por ejemplo, si en la foto no se ve una ventana es probable que no tenga, si se ven muebles no hay que suponer que estos vengan incluidos y si la fotografía se hace con luz artificial pueden pasar dos cosas: que se haya hecho por la noche o que no tenga una iluminación adecuada, que suele ser la más común. Antes de acudir a ver un piso despeja todas estas dudas por teléfono para no encontrarte con una habitación que no te convenza en absoluto.


- El precio. ¿Un mes de fianza? ¿Aval bancario? Con la crisis las condiciones económicas exigidas al arrendatario aumentan. En un contrato pueden exigirte, como me ha pasado a mi, hasta un aval inmobiliario. El arrendador ha de saber que la ley de arrendamientos urbanos dice que sólo se puede exigir un mes de fianza, aunque en el contrato pueda figurar un aval bancario por valor de cuatro meses o la petición de nóminas de los últimos seis.En el caso de una habitación en la Plaza de Chueca, me pedían que desembolsase 3.000 euros por poner un pie en la casa. Compara precios de viviendas y establece un criterio objetivo de "caro" y "barato" en función del precio de mercado que hayas detectado en la zona. No olvides que determinados handicaps pueden parecer que nos encontramos ante una "ganga". Al final eres tú el que decide si acepta o no las condiciones que vienen marcadas en el contrato. Aunque te parezca abusivo siempre habrá alguien que lo pague. Recuerda que ante el vicio de pedir está la virtud de no dar. 

- ¿Qué es lo que quieres? ¿Qué es lo que nos piden? Por pedir que no falte nunca. Socialmente existen muchos clichés. Tendemos a pensar que las chicas son más limpias que los chicos, por lo que si eres chico ya tienes un problema para resultar el elegido (a no ser que el resto de personas sean también del sexo masculino) Resta un punto en el caso de que fumes y tus compañeros no. Y si tienes animal de compañía lo tuyo será misión imposible: los pisos en los que ya hay pondrán problema por posibles enemistades entre vuestros acompañantes y si el piso está recién reformado ni a tus compañeros ni al casero les hará gracia. En ocasiones, pueden argumentar que son personas muy tranquilas y que quieren personas muy tranquilas. Esta "tranquilidad" destapa una norma implícita: no llevar invitados a casa o traer un fin de semana a la prima del pueblo o a tu hermano pequeño. Discute bien estos términos y huye de las personas que insisten in extremis en esta cuestión. Al margen de esto trata de conocer cuestiones básicas de las personas con las que vas a compartir como qué hacen o a qué se dedican. Yo he vivido con estudiantes, trabajadores, erasmus, etc. y siempre buscamos perfiles similares al nuestro. Si curras seguramente que no te hará gracia tener fiestas en casa varios días por semana. Y al revés, ¿quién quiere pasar sus años de universidad compartiendo piso con un tío que se va todos los días, incluidos sábados, a las 11 de la noche a la cama? Atención también con los rangos de edad. tengo un amigo de 25 años que vive con dos chicos que pasan los 40 y no sale apenas de su cuarto. Influye si o si, queramos o no, según el momento de la vida por el que estemos pasando. La edad no siempre, pero la madurez y el estilo de vida son puntos a considerar. "Vade retro" ante compartir con parejas o varios miembros de una familia. Ante cualquier discusión tenemos las de perder.


- ¿Lujos o necesidades? Como características específicas solemos encontrar cuestiones básicas, o que todos consideramos básicas para una vivienda como si dispone de ascensor, armario, internet o calefacción. No nos confundamos. Podríamos vivir en un primero sin ascensor si no tenemos problemas físicos, no es necesario tener un armario si tenemos otro sistema de almacenamiento alternativo, no todos somos seres digitales y podemos conformarnos con nuestra tarifa de datos del móvil e incluso, si tenemos muchas mantas o poco dinero, podemos prescindir de un sistema de calefacción. Pero, desde luego, que se den todas las cosas a la vez es algo poco razonable. Os dirán cosas como: "Un cuarto sin ascensor es duro el primer día pero después te acostumbras", "si quieres internet puedes ponerlo tú" o "Esta casa es muy calentita". ¡Desconfía!. Te cagarás en todo cada vez que tengas que salir de casa al pensar en volver y tener que subir las escaleras, acabarás pagando mucho más incluyendo los gastos de Internet y/o de calefacción o te morirás de frío cada noche y vivirás acatarrado, como un compañero que tuve hace unos años. Un lavavajillas, microondas, TV digital o ducha hidromasaje son lujos. Pasar frío o volver de la compra cargado y subir en ascensor no. Establece cuáles son tus necesidades y descarta todo piso que no las cumpla a rajatabla. 

Fotografía de Mijas.olx.es


- La cercanía relativa. Al darnos la localización de una vivienda no solemos poder ubicarla con exactitud en un mapa. Es normal, nadie se conoce el callejero entero a no ser que sea taxista (y ni ellos a veces). Es por esto que suelen darnos una serie de referencias como edificios conocidos, plazas o estaciones de metro. Ojito con esto. Un piso no puede estar a cinco minutos a pie de Sol y a diez de Plaza Castilla. Busca la dirección exacta o pídela si no te la facilitan para corroborar las distancias en Google Maps. Mucha gente miente con esto. O son descendientes de Spiderman o Superman...

- ¿Buena o mala zona? Como sucederá en otras ciudades grandes, Madrid ya no funciona por buenas o malas zonas sino por buenas o malas calles. Es decir, podemos estar en la zona centro en una de las calles aledañas a Gran Vía, con lo que será facilisimo tener señoritas de compañía 24 horas en las inmediaciones de nuestro portal. Date una vuelta de día y si es posible otra de noche tanto por la calle en la que este el piso como en las de alrededor. Descubrirás que la frase tipo "Esta es una zona tranquila" se viene abajo más veces de lo que piensas. 


- La estacionalidad. Cada día aparecen nuevos anuncios de habitaciones en pisos compartidos pero la cantidad de estos anuncios varía según el momento del año en el que nos encontremos. El mejor mes para encontrar algo es junio, ya que abandonan el país los llamados "Erasmus". Por contra, los peores son septiembre y octubre. La demanda de pisos en el centro aumenta y no hay tanta oferta disponible, por lo que se generan largas listas de espera, incertidumbre y una pérdida de nuestra capacidad de decisión, negociación y  reacción.

Al igual que preparamos una entrevista de trabajo también tenemos que preparar una entrevista o visita de un piso y/o habitación. Si estás en una situación extrema y quieres ser el escogido te aconsejo que apliques alguno de estos consejos de marketing de guerrilla:

1) Estudia, previamente, a tus compañeros de piso. Elabora una pequeña base de datos con sus nombres, profesión o intereses. Si no tienes datos siempre puedes mirar en el buzón o preguntar a los vecinos. Todo ello te dará información, y la información es poder. Averigua todo lo que puedas y utilízalo a tu favor para tratar de captar su interés, empatizar y ver coincidencias de cualquier tipo sobre gustos y/o afinidades. Normalmente no solemos tener tiempo suficiente durante la entrevista para conectar, y ellos habrán visto a otros tantos como tú, con lo que si no les impactas no se quedarán con tu cara ni con tu nombre a la hora de valorar a todos los candidatos. Por cierto, si te lo enseña la persona que abandona el piso insiste en que quieres una cita con los que se quedan para poder conocerlos en persona.

2) Si no tienes conocimientos previos sobre lo que hacen o a qué se dedican partamos de suposiciones extremas o estereotipos. Alguna vez fallaremos, pero por término general daremos más veces en el clavo. Determina la clase social de tus posibles compañeros en función de la zona o calle donde residan, escoge prendas que casen con este estilo dentro de tu armario para causar una buena impresión y no olvides sonreír aunque no te apetezca y tener una actitud dialogante, flexible y comprometida (aunque si es para largo plazo es mejor ser uno mismo). Una sonrisa se contagia hasta siete veces al día y una persona que no pone trabas ante problemas es más fácil que sea la seleccionada. Nadie quiere complicaciones ni problemas de convivencia.


3) Lleva a un amigo contigo. Cuatro ojos siempre ven más que dos. A la hora de tomar una decisión esta persona puede ayudarte a sopesar pros y contras y facilitar que te decantes más por una habitación que por otra. Y de forma independiente y totalmente desinteresada.

4) Si te gusta de verdad dilo. "Me lo tengo que pensar" o "Ya te llamaré" indica dudas por tu parte que les transmitirás a los actuales habitantes de la casa. Si el próximo dice que si tendrá más camino ganado que tú.

5) Pese a todo, intenta ser natural, transparente y no mientas. Una cosa es utilizar la información a nuestro favor y otra inventarnos una vida que no es. No dar información no es mentir, aunque en ocasiones sea poco ético. Ocultar que fumamos es más sencillo que hacernos pasar por mujeres si somos hombres. Y si de noche nos gusta travestirnos mejor que se enteren con el tiempo a no ser que nos pregunten o tengamos especial interés en contarlo. Al igual que con otros muchos vicios, costumbres o manías si no es algo relevante no lo cuentes durante la entrevista, ya que no sabemos con certeza hasta qué punto suman o restan. Si descubrimos que estamos viviendo con un racista, homófobo, machista o una persona que no nos acepta por lo que somos y nos puede hacer la vida imposible la solución es sencilla. ¡Haz las maletas y vete! Tolerancia cero frente a la intolerancia. Lo más importante es sentirnos a gusto en nuestra casa. 


Todos estos consejos son el resultado de un mes buscando piso a razón de cinco o seis al día, conociendo diferentes zonas y lugares de Madrid y a distintos tipos de perfiles de personas. Os cito algunas cuantas experiencias únicas e inolvidables.

1) Quien quiere vivir con mi "madre". Un chico joven gallego contacta conmigo para compartir un piso en Avenida Ciudad de Barcelona. Nada más entrar, su madre se hace cargo de la situación, me enseña el piso y comenta las condiciones, aunque era para compartirlo con él, ya que ella tenía que irse fuera. El único contacto con el chico fue un apretón de manos y un mensaje de texto en el que me explicaba que se dedicaba al mundo del teatro y del baile artístico. Tras confirmarme que a su madre le gustaba, mientras sostenía la tarta de mi cumpleaños me llega un mensaje cancelando el contrato por razones familiares, ya que de momento no se iba a poner en alquiler. Ahora sí, ahora no. Se puede entender, pero no permitas que jueguen ni contigo ni con tu paciencia.

2) Un artista, un perro, un piso destartalado y un agujero en la pared. Así era el piso que me impactó cerca de Alonso Martínez (Calle Argansola). Me abrió la puerta un señor de 40 años recién salido de la obra y con las manos manchadas. Al entrar camino por un suelo lleno de baldosas diferentes y me enseña el que sería mu cuarto, con un boquete en la pared (decía ser el armario). El piso no tenía salón pero sí un estudio que él usaba para pintar (parecía más de brocha que de lienzo). Lo que más me gustó fue su perro, y eso que soy alérgico.

3) El precio "variable". Esta experiencia me sucedió en la calle Hortaleza. En un primer momento me pedían 350€ por la habitación. Después había que sumarle 150€ por los muebles, luego eran 250€ y a los dos días contrato por el piso entero a mi nombre. ¿A qué jugamos? Sí a la negociación en el precio, pero con criterio y sentido. Más aun cuando los otros dos pagan la mitad que tú y una de las personas acusó a la casera de persona poco legal. No dejes que se aprovechen de ti. Diles cordialmente que vayan a peinarse.

4) Nos gustas pero preferimos "chica". Tras estar una semana pujando por un piso de Plaza de España, mejorando ofertas y aceptando todo tipo de condiciones, pudo el hecho de que prefiriesen a una chica por ser chica. Ni comprando todos los muebles que tenía la persona que se iba, ni ofreciendo más dinero por la habitación. Nada. Hasta el día 1 de noviembre a las 7 de la mañana, que me llamó una de las chicas que allí vivían, con unas copas de más, diciéndome que la chica que iba a entrar no había dado más señales de vida. Demuestra poca seriedad y poco respeto por los demás. 

5) Barato en verano, muy caro en invierno. Dos días antes de entrar a vivir en el piso en el que estoy, me llamó mucho la atención que quedasen libres dos habitaciones en un piso de tres. En este caso fue revelador el hecho de que me lo enseñase uno de los chicos que abandonaba el piso. Al principio todo parecían ventajas y argumentaba su marcha porque eran amigos y querían vivir solos. No resultaba muy convincente y me confirmó que el principal motivo era porque los gastos subían más de 100€ al mes en invierno. Y todo en inglés, ya que en español le costaba expresarse con claridad.

6) Espacios desiguales. Dicho de otra forma, tu tienes derecho a una habitación en el piso y yo a dos, pero ambos pagamos lo mismo al mes. Ocurrió varias veces pero recuerdo bien dos: una en un piso al lado del metro de La Latina y otra al lado del metro Menéndez Pelayo. El primero de ellos constaba de tres habitaciones independientes, pero el piso era a compartir entre dos y la otra persona usaba la tercera habitación como estudio personal. En el segundo caso, era el salón el que no estaba habilitado como zona común por el mismo motivo. Al igual que yo, trabajaban en parte desde casa. 


A partir de ahora, y cuando un amigo os pregunte con sorpresa cómo es que aun no habéis encontrado habitación, decidle que se lea este post. Probablemente empatizará más con vosotros y entenderá la delicada situación en la que os encontráis. ¡Muchas suerte si estáis en plena búsqueda!

miércoles, 25 de septiembre de 2013

¿Qué es Word of Mouth Marketing?


El pasado 19 de septiembre de 2013 tuvo lugar la II Edición del WOMday, de la mano de TRND, en la Fundación Telefónica. Durante casi tres horas tuvimos la oportunidad de conversar sobre word of mouth  con cuatro ponentes de lujo: Jens Slevert, Iñigo Aberasturi, Ariane Forster y Martin Oetting moderados por Manuel de Luque, director de la revista "Anuncios"

El word of mouth o comunicación boca-oreja consiste en transmitir un mensaje con recomendaciones de compra o uso de productos y servicios de una persona, que ha usado o recibido algún tipo de información, a otra, que puede haberlo recibido o no previamente. Este tipo de comunicación genera mucha difusión, tiene más credibilidad que la publicidad convencional, es bidireccional y perdura mucho más en el tiempo. Según Trnd la notoriedad aumenta un 109% de media y la intención de compra en un 194% cuando las campañas se complementan con el word of mouth.

Jens Slevert señalaba que el word of mouth existe hace más de cien años y que es la técnica de marketing más efectiva desde el punto de vista del coste. Según el estudio Global Averages de Nielsen, casi el 90% del word of mouth ocurre offline, representando el 77% el face to face. El problema que tenemos es cómo medir el impacto mediante herramientas. Jens nos recomienda usar "Gx Relay Measurement Approach". Según ésta, existe una generación cero o "influenciadores" que trasladan sus opiniones a su red de contactos y éstos a su vez a las suyas, viralizando así un mensaje mediante un efecto "multiplicador".

El word of mouth se apoya en el Modelo de comunicación de Laswell, midiendo quién dice qué y a quién. Al hablar de productos, en el 90% de los casos solemos transmitir mensajes positivos a raíz de nuestra propia experiencia o la de nuestros amigos. Si al día hablamos de media con seis personas, transmitiremos el mensaje a 2 amigos, 1,9 familiares y 1,5 compañeros de trabajo. Este medio destaca por transmitir confianza, convencer, ser fiable, claro, interesante y útil para el consumidor. Por ello, tras una conversación más del 75% de los consumidores mejoran su opinión acerca del producto, el 65% dicen que lo comprarían sin conocerlo con anterioridad y el 51% que lo comprarían a pesar de no conocerlo. Además, con el word of mouth seleccionamos el público objetivo al que el producto va dirigido, ya que hablamos con personas afines que les pueda interesar el tema o producto en cuestión.

El perfil de este tipo de canal llama la atención, al ser un 70% mujeres y un 30% hombre, de todas las edades y que comparten opiniones con personas que aun no conocen el producto en más de un 70% de los casos.


Un ejemplo de campaña word of mouth es el de "Brillante a la sartén" desarollado por Trnd para Ebro Food España, que consistió en el envío de pruebas de producto a 5.000 individuos para que lo probaran de forma gratuita y opinasen sobre sabor, color, envase y otras consideraciones. En realidad el objetivo es doble: por una parte testar el producto y mercado con consumidores potenciales y por otra dotar de viralidad al producto antes de su colocación en el punto de venta. El porcentaje del presupuesto en Marketing que esta empresa destina a word of mouth, según Iñigo Aberasturi, ha supuesto el 7% del total




En resumen, el word of mouth conlleva una serie de atributos positivos: mayor notoriedad, mejor imagen percibida, menor riesgo de compra y mayor difusión del mensaje. 

A continuación os dejo la presentación de Martin Oetting sobre las tendencias y el futuro del word of mouth.


jueves, 12 de septiembre de 2013

Gestión eficaz de Redes Sociales




Actualmente existen numerosas agencias de marketing y comunicación que ofrecen múltiples servicios como social media marketing, diseño y desarrollo web, SEO, SEM, email-marketing o hosting. Haciendo una primera búsqueda puede que no encontremos diferencias entre ellas y corramos el riesgo de contratar una agencia sólo por ser conocida a un precio demasiado elevado que no cubra nuestras necesidades. Las pequeñas agencias especializadas son una buena alternativa para las PYMES porque cuentan con una mayor personalización, contacto más directo y flexibilidad en presupuestos. 

La semana pasada tuve la oportunidad de conocer cómo trabajan los compañeros de MeelowLab, una agencia que va más allá del social media marketing. Desde el principio elaboran propuestas de valor personalizadas para todos sus clientes, manteniendo una estrecha relación con cada uno de ellos. A diferencia de las grandes agencias, no designan a un ejecutivo de cuentas por proyecto, sino que un conjunto de profesionales interdisciplinares trabajan en equipo y contribuyen al diseño y ejecución de la estrategia a aplicar. 

Para conocer con más profundidad el modus operandi que aplican en la gestión de redes sociales y curación de contenido Paloma Del Valle y yo pasamos varios días en sus oficinas.

Antes de empezar con la estrategia que vamos a aplicar es necesario hablar con el cliente para crear un tono de comunicación, coherente con el posicionamiento de la marca. Una vez definido, monitorizamos y vemos qué es lo que hace la competencia en nuestro sector. Sin embargo, Fares Kameli nos cuenta que este trabajo lo realiza un perfil de Social Media Manager y, en ningún caso, el Community Manager, ya que éste sólo es un ejecutor del plan. Si solo contamos con una persona que se encargue de todo ello no debemos caer en la trampa de ver lo que hacen los demás e intentar copiarlo, ya que a ellos puede funcionarles y a nosotros no. Cada comunidad es única y los mensajes que nosotros enviemos han de ser coherentes con el plan de marketing estratégico. 

Una vez definido el tono es importante saber qué tipo de contenidos vamos a aplicar y por qué. MeelowLab categoriza los contenidos en tres tipos distintos:

1. Contenido de atracción que atrae tu atención porque te llama a verlo
2. Contenido de Engagement que genera fidelidad porque te invita a comentarlo o a participar
3. Contenido de relleno 

Un ejemplo de contenido de Engagement son sus famosos Hang Outs lanzados a principios de verano de 2013, en los que participaron ponentes como Paloma Del Valle, Heli Sulbarán, Antonio Carrión, Antonio V. Chanal, Nuria Alba, Julio Aliaga, José Facchin o el mismo Fares Kameli.

La estrategia de contenidos de MeelowLab, y que toda agencia debería seguir, se centra en aportar valor añadido a sus clientes mediante fuentes originales de noticias, blogs interesantes según el sector y contenido que sea viral. Esta estrategia de publicación depende de los objetivos que se marquen desde un principio que los separan en:

1. Conseguir visitas con contenido de atracción, analizando la conversión con herramientas de CRM y de E-commerce. 
2. Conseguir registros con contenido de engagement, como Landing Pages, e-mail marketing, SEM o SEO.
3. Conseguir mayor visibilidad de la web con marketing de contenidos de valor y presencia en BING negocios y Google Maps. En caso de que existan tiempos de espera en el local (como puede ser un concesionario o una peluquería) es primordial contar con WI-FI.
4. Aumentar las compras haciendo hincapié en el análisis de clics por registro y clics por adquisición.

El siguiente paso recomendado sería medir las tendencias en cada una de las redes sociales. 

- Para encontrar personas afines en Twitter existen herramientas como SocialBro y ManageFlitter con versiones gratuitas y de prueba Premium. Sin embargo no es recomendable seguir a más de 50 personas al día ni a más de 200 a la semana, ya que Twitter puede banearnos.

- Google Plus nos proporciona sugerencias de personas recomendadas. Aunque a priori busquemos personas que sigan negocios similares al nuestro, nuestros esfuerzos deben centrarse en fidelizar usuarios con los que no cuente la competencia.

- Desde hace poco Facebook nos permite buscar perfiles personalizados según diferentes variables personalizadas. Por ello es vital contar con un perfiles personal para redirigir a esas personas hacia una fanpage. El límite para que Facebook no bloquee a un usuario por spam es de 20 usuarios por semana.

Una vez que tengamos todo esto realizado es crucial la figura de un Community Manager que gestione la comunidad y los tiempos de publicación. Fares Kameli nos recomienda el uso de Friend+Me, Hootsuite o Buffer, tres gestores con funcionalidades muy similares. Con estas aplicaciones podemos seleccionar en qué redes sociales queremos compartir el contenido, la hora de publicación y, además, realizar un seguimiento y control de clics. Sin lugar a dudas, medir los clics de nuestros enlaces y comparar estos datos con Google Analytics es la mejor forma de saber si nuestras publicaciones funcionan o no dentro de cada comunidad. Con esto podemos olvidarnos de ciertos aspectos y centrarnos en lo verdaderamente importante. 

- Los "Me gusta" en Facebook no implican clics
- Los compartidos generan alcance pero no siempre traen a nuestro público objetivo
- Los +1 no mejoran el SEO ni garantizan que los usuarios hayan leído nuestra publicación
- Los favoritos en Twitter suelen ser tratados como "Me gusta"
- El número de impactos en Twitter no quiere decir que tantas personas hayan visto los tuits ni que, habiéndolo visto, hayan entrado a ver nuestro contenido.

Muchísimas gracias a todo el equipo de MeelowLab por sus Hang Outs, por esta fantástica experiencia y por el exquisito trato que nos han dado tanto a Paloma como a mí en todo momento. Me ha ayudado a cambiar el chip y aprender otras formas de hacer las cosas de la mano de grandes profesionales. 

Pablo Coraje

miércoles, 7 de agosto de 2013

FriendplusMe el gestor de contenidos para Google+




Friend+Me (Friendplus.me) es un gestor de contenidos que permite compartir la actividad de un perfil o página de Google+ en otras redes sociales como Twitter, Facebook y Linkedin.

Una vez registrado de forma gratuita, tienes que seleccionar tu página o perfil de Google+ que conectará con uno, dos o tres posibles destinos. Éstos pueden ser un perfil de Linkedin, perfil de Twitter, perfil de Facebook o fanpage de Facebook.


Al acceder a la fuente de origen, la herramienta nos ofrece tres pestañas:

Timeline: detalla los últimos contenidos compartidos en Google+ que han sido compartidos en alguna de otras redes sociales y la fecha en la que han tenido lugar.

Routing: el contenido que decidimos compartir en otras redes lo podemos configurar de dos formas. La primera sería de forma automática, es decir, todo lo que pongamos en Google+ nos saltará en el resto de redes que queramos. La segunda es a través de hashtags. Friend+me funciona con las siguientes etiquetas creadas de forma predifinida que podemos modificar en cualquier momento:

#t : compartimos el contenido en Twitter
#f : compartimos el contenido en Facebook
#l : compartimos el contenido en Linkedin

Podemos jugar con las letras y compartir en varias redes a la vez. Por ejemplo, si ponemos #ftl (sin importar el orden de las letras) se compartirá en las tres redes sociales. Lo mismo ocurrirá si decidimos compartirlo solo en dos.


Setup: nos da la opción de llevar este contenido a comunidades abiertas públicamente.

Mi recomendación es no automatizar todo el contenido, ya que tenemos un límite de 40 publicaciones gratuitas al mes, utilizar los hashtags y no compartirlo en comunidades, ya que podemos estar presentes en varias con diferentes temáticas.


En cuanto a los destinos éstos pueden ser Twitter, Facebook y Linkedin. El Timeline es similar al presentado con Google+ pormenorizado según la red social. En el apartado de settings podemos desactivar la fuente de destino, configurar el acortador de enlaces que queramos (bitly o propio de friendplusme), volver a conectar en caso de haberse producido un error y eliminar, definitivamente, la red de destino.




En el apartado Routing podemos seleccionar las redes de Google+ que tenemos activado desde las cuales coge la información para compartir. EL plan gratuito permite sólo una red origen. 

La única pestaña cuya información cambia es la de Setup

En Twitter nos permite decidir si queremos que el link redirija a la publicación original en Google+ y si queremos limitar la longitud de los tweets a 110 caracteres para favorecer los RT.

Mi recomendación es redirigir el tráfico hacia nuestra publicación original en Google+ y no limitar a 110 caracteres el tweet por cuestiones meramente estéticas.


En Facebook nos deja tomar decisiones sobre el redireccionamiento a la publicación original al igual que en Twitter, incluir en ellas el texto "leer más en Google+", compartir las fotografías en forma de enlace y al público con el cual queremos compartirlo.

Mi recomendación es redirigir el tráfico, no incluir el texto "read more", no repostear las fotos como enlace y configurar la visibilidad exclusivamente a tu lista de amigos. 


En Linkedin lo único que, de momento, nos permite configurar es la visibilidad, entre pública o exclusiva a contactos.

Para los usuarios que se les quede corta la versión gratuita existen varias modalidades Premium a un precio anual bastante asequible. Por 30$ podemos tener hasta tres perfiles y por 50$ un número ilimitado, ambas opciones con posibilidad de compartir mensajes ilimitados en otras redes sociales. Además, podemos fusionar varios perfiles creados de forma independiente.


Una particular que tiene esta herramienta es que si no la usamos de forma habitual nos penaliza. Por ejemplo, si tenemos contratado el plan gratuito y posteamos a diario el tiempo medio que tarda en compartirlo en las redes sociales es de 10 minutos. SIn embargo, este intervalo asciende a 25 minutos si el día anterior al momento en el que vamos a compartir contenido no hemos posteado, 80 minutos si no usamos la herramienta durante dos días y de hasta 180 minutos en el caso de que no la hayamos usado durante los últimos tres días.


Esta herramienta fue una de las recomendadas en la segunda parte del Hangout en MeelowLab de Fares Kameli titulado "Gestión de redes sociales con garantías".






miércoles, 31 de julio de 2013

La competencia espacial


Playa de Salinas (Asturias)
Se acerca el verano y las playas españolas se llenan de turistas y de bañistas. Con las altas temperaturas, es habitual querer refrescarse con un helado o algo frío. Debido a esto, muchas empresas aprovechan las circunstancias y montan heladerías casi a pie de playa. En este caso, y dentro de la normativa aplicable a cada lugar, surgen muchas dudas sobre dónde colocar estas casetas para obtener las mayores ventas posibles. 

Imaginemos que somos una empresa heladera y tenemos que decidir dónde colocar nuestro puesto a lo largo del paseo de una playa de 480 metros de longitud, con un beneficio neto de 1€ por helado. Los costes de las licencias urbanísticas los estimamos en unos 1.000 euros. Suponemos que trabajamos 10 horas al día y que las ventas se anulan cuando pasamos de 240 metros.


¿Cómo sabemos dónde es mejor colocar nuestra heladería?

A primera vista podemos pensar que la mejor de las alternativas sería colocar nuestra caseta en medio del paseo ya que, seguramente, si lo colocamos en uno de sus extremos perderemos a los clientes que estén al otro por no querer hacer ese desplazamiento. 

Por ello vamos a estudiar, independientemente, cada una de las posibles ubicaciones.

En el caso A la empresa decide colocarse en el centro de la playa. Las ventas máximas las estimamos en 2.400 helados, por lo que:
Beneficio (A) = 2.400 helados x (1€ de beneficio por helado) - 1.000 euros de gastos fijos = 1.800 €

En el caso B la empresa decide colocarse en un extremo de la playa. A partir de 240 metros las ventas se anulan, por lo que es una función decreciente. Las ventas máximas las estimamos en 1.200 helados, por lo que:
Beneficio (B) = 1.200 helados x (1€ de beneficio por helado) - 1.000 euros de gastos fijos = 200 €

En el caso C la empresa decide colocarse a 120 metros del origen. En 120 metros las ventas son máximas y en los extremos van decreciendo. Las ventas máximas las estimamos en 2.100 helados, por lo que:
Beneficio (C) = 2.100 helados x (1€ de beneficio por helado) - 1.000 euros de gastos fijos = 1.100 €

Por último, en el caso D, la empresa coloca dos puestos a los extremos. Las ventas máximas las estimamos en 3.600 helados y los costes fijos se duplicarían, por lo que:
Beneficio (D) = 3.600 helados x (1€ de beneficio por helado) - 2.000 euros de gastos fijos = 1.600 €

Según este análisis la mejor opción sería la A. 

¿Qué pasaría si entrase otra heladería en el mercado?

Si la empresa se coloca en el óptimo a 240 metros y la empresa nueva al lado las ventas se reparten entre las dos, por lo que el beneficio de cada una de ellas sería:
Beneficio (A) = 1.200 helados x (1€ de beneficio por helado) - 1.000 euros de gastos fijos = 200 €

Si la empresa nueva decide moverse a 90 metros de la primera (caso B), el beneficio de ambas sería:
Beneficio (B) empresa antigua = 1.632 helados x (1€ de beneficio por helado) - 1.000 euros de gastos fijos = 632 €
Beneficio (B) empresa nueva = 1.400 helados x (1€ de beneficio por helado) - 1.000 euros de gastos fijos = 440 €

Por último, si la empresa nueva abre dos heladerías a 90 metros cada una, lograría retirar a la empresa antigua del mercado, ya que:
Beneficio (C) empresa antigua = 864 helados x (1€ de beneficio por helado) - 1.000 euros de gastos fijos = -136 €
Beneficio (C) empresa nueva = 2.880 helados x (1€ de beneficio por helado) - 2.000 euros de gastos fijos = 880 €

Por lo tanto, sabiendo que pueden entrar otras empresas en el mercado, la opción D inicial sería la más interesante para evitar las entradas y no dejar huecos a la competencia. Sacrificamos, por tanto, los beneficios a corto plazo pero mantendremos el monopolio en la zona a largo plazo.

Este tipo de estrategias son las llamadas de introducción de barreras de entrada, que tratan de reducir la tasa de entrada por debajo de lo que sería necesario para eliminar beneficios extra de dicha industria. El caso de la competencia espacial utiliza la llamada teoría de juegos, en la que debemos de eliminar toda amenaza de conducta no creíble. 

Partimos de la base de que tenemos una empresa ya instalada y una que intenta entrar. Suponemos que el beneficio del monopolio es mayor que la del duopolio, el del duopolio mayor a cero, y el beneficio de una guerra siempre va a ser negativo. Si la empresa ya instalada tiene un comportamiento estratégico le va a suponer un coste. Una de las vías estratégicas es la de aumentar la inversión para aumentar su capacidad de producción por encima de lo que necesita si siguiera siendo un monopolista. Si el beneficio del duopolio menos los costes conllevados son mayores que el beneficio de entrar en guerra la empresa llevará a cabo la coexistencia y sino la empresa instalada luchará. Partiendo de la lucha, si el beneficio del monopolio menos es coste es mayor que el beneficio del duopolio a la empresa le interesaría tener un comportamiento estratégico para evitar la entrada de un competidor frente a no hacer nada y coexistir. 

A través del siguiente árbol de decisión lo vemos de forma más clara.


Este modelo de competencia espacial presenta varios problemas como la toma de decisiones en base exclusivamente a la distancia, la similitud en producto y precio y la falta de relaciones sociales entre los clientes. La competencia espacial, a día de hoy, tiene en cuenta muchos más factores y no sólo un emplazamiento es clave para la ubicación óptima, sino que las diferentes externalidades positivas llevan a crear zonas industriales cuyos beneficios revierten en sí mismas y fomentan el crecimiento económico del área y alrededores.

Sin embargo, sienta las bases para estudiar el correcto funcionamiento de todos los jugadores en un mercado, luchando contra prácticas abusivas como las políticas monopolísticas o los pactos en precios prohibidos en nuestro país en la actualidad.


Fuentes:
La teoría de la localización. Néstor Duch Brown 
Análisis competitivo de la empresa. Juan Ventura
Un modelo de competencia espacial duopolística vía precios con diferentes elasticidades de la demanda. P. Dorta González, D.R., Santos Peñate y R. Suárez Vega  
Teoría de la Decisión. Alejandro Bustamante y Ariadna Berger



Post más leídos

FEEDLY

Footer Widget 3

Blogger Tricks

Con la tecnología de Blogger.

Subscribe